Factor Maya

        Tzolkin
     "Un camino de autoconocimiento"

EL ESPEJO "ETZNAB"

Gobernado por Neptuno. Regido por el plexo solar. Salon de los espejos. Viven en el reino del mundo espiritual y actúan con el corazón universal. Es el autosacrificio del ego que produce luz y conciencia verdadera de si, es el valor, la renuncia, el enfrentamiento, la lucha interna, el camino directo, el orden. Enfrentan la vida con estrategia, son combativos. Es la templanza. Se vinculan a las energías del reflejo, a la eternidad y el orden. Suelen ser muy sociables, amables. Es el ritual del no tiempo. es la espada de sabiduría y purificación. Es el mundo donde las imágenes reales o virtuales se confunden. Reciben y expresan los poderes de reflejar y de la continuidad infinita. Procuran distinguir la verdad de la ilusión. Enfrentan su sombra y su conciencia. Liberan todo lo que no reflejan auténticamente. Reflejan la luz del guerrero  espiritual.

De la Raza Blanca, es el poder del sin fin. Reflejan la existencia de un orden divino, es el modelo ritual del no Tiempo, de la no medida, del sin fin. El eterno presente de todo, lo que fluye cíclicamente involucrando el pasado y el futuro. Es esa espada de sabiduría y purificación, viven, en el reino del mundo espiritual y actúan como el corazón universal, que produce luz y conciencia verdadera de sí mismas. Es el valor de la renuncia, la lucha interna. Son personas transparentes, y actúan con los demás reflejándolos.Son claros, directas, frontales, estrategas, combativas. Desarrollan la templanza, el ritual. Deben estar “alineadas” para reflejar a los demás, sin herir ni ofender. Su misión es de reflejar, es también hacia su mismo ser. Deben meditar, para reflejarse a si mismas, separando la verdad de la ilusión, las sombras y la inconsciencia. Las personas de esta tribu, despiertas, pueden ser, guías espirituales. Su acción, es reflejar. Cortar la ilusión, provocando cambios, para de esta manera llegar a manifestar el orden superior.

Si un Espejo esta dormida no se ve reflejada, y crea juicios de los demas.


ESPEJO “ETZNAB”


El Espejo tiene dos lados y se encuentra de un lado o del otro, puede ser muy filoso, si la persona no sigue un camino espiritual, no se pule bien, ni pone orden en su vida. Pueden ser muy hirientes en sus respuestas. Esta energia te ofrece una oportunidad especial, de visitar el salon de los espejos, de verte reflejada allí y poder ver esa parte de ti, que has estado esquivando, o que no has visto claramente. Contempla esa parte no clara de ti, la que no reconoces, la ilusión de tus problemas. Esta, es tu oportunidad de ver la verdad, de completar esa parte que falta. Mira en el espejo, que revela el inconsciente, y contempla esas partes en sombra que te impiden ver la luz o que se interponen entre tu ser y la luz. Aquí, puedes enfrentar aquellos asuntos sin terminar, la disonancia de las dificultades, esas cuestiones pasadas que te impedian lograr la expresión plena de tu divinidad. Date cuenta de cualquier ilusión o distorsión dentro de ti; tu claridad de percepción las transformará. Se te está proporcionando el don de la percepción. Ten la valentia de contemplar esas partes no tan claras que hay en ti. ¿Qué problemas aparentes tienes, qué debilidad o ilusión estás experimentando, que no puedes enfrentar directamente, para asi poder encontrar el beneficio que te brinda el llevarlo acabo? Utiliza a otras personas como espejos, para que de esta manera descubras, esa parte de ti que no quieres ver. Tómate un momento, para ver como eres realmente, sombra y todo, liberate del laberinto de la ilusión mental y cambia las situaciones que ya no te sirven. El juzgar y el aceptar son partes opuestas de un mismo espejo. La aceptación de uno mismo, tiene el poder de liberar y perdonar, todas las cosas que te mantienen alejada de ver la clara imagen reflejada. El Espejo te guía, hacia una posición mas fluida entre lo que parecen ser, polaridades extremas. Para que asi puedas experimentar esta posición, visualiza un triángulo de luz, conectándote con las dos polaridades. Imagínate en el centro del triángulo, el lugar de la integración del conflicto o paradoja, el lugar de la fluidez.

Si tienes una preocupación o pregunta, tómate el tiempo para recibir la guia. No existen los absolutos, la grieta dentro del mundo se está abriendo. Tu vives, dentro de un esquema espacio/tiempo que se está expandiendo, de modo, que se pueda sanar la separación, y de esta manera, el cielo y la Tierra se harán uno. El juzgar y aceptar son lados opuestos del mismo espejo. Entra y pasa por estos reflejos, hacia una mayor realidad. Usa la espada del discernimiento, para cortar el auto-enjuiciamiento y el juzgar a los demás. La aceptación de uno mismo, tiene el poder, de liberar y perdonar, todas las cosas que te mantienen alejada de ver la clara imagen que en verdad reflejas.

En la sombra del reflejo de tu espejo, puedes estar sintiéndote perdida o confundida, al ver reflejados tus problemas, dudas de ti misma, el miedo, enjuiciamiento y problemas emocionales. Las mil facetas de la ilusión. Pregúntate, sinceramente, en qué forma apoyas a estas ilusiones en tu vida. Se te está brindadndo, la espada de la discriminación. Mira a tu espejo de la vida y libera lo que no es claro. ¿Acaso las sombras reflejadas en tu espejo, se han hecho o aparecen tan reales que sientes que se sobreponen a tu habilidad de poder cambiar las cosas? Enfrenta esas sombras en tu espejo ahumado. Míralos bien y contempla lo que te quieren decir y la sabiduría que te aportan. Lo que aparece en este espejo, es lo que más necesitas para crecer y desarrollarte. Si te sientes atrapada en la maraña de la mente, imagínate sentada en el centro de un espejo y pide sabiduría. Con claridad, poda la maraña de la mente y reconoce la verdad. Hazte amiga de tu mente. Ábrete a tu esencia, la cual puede ver los problemas y las sombras, como regalo de la comprensión espiritual. También contempla los espejos, que te presentan los demás, para ver como contribuyes, a mantener la ilusión en tu vida. Si tienes, una fuerte reacción hacia una cosa o persona, estudia con una lupa tus enjuiciamientos y reacciones fuertes. En su lugar, ve el regalo de este espejo, útilizalo, para en verdad ver, perdonar y transformar. Pídele a tus buenos amigos, que te digan, cómo te ven. Juntos, atraviesen el salón de los espejos. Como guerrera espiritual del arco iris, mantente dispuesta, a tomar los riesgos, que te ayudarán a perdonarte y perdonar a los demás. Reconoce  tu sombra, liberada de las marañas de la ilusión mental. Penetra entonces en ese reflejo para salir del otro lado a la gran realidad.